1.Residuos Sólidos Urbanos
2.Anexo II: Reportaje Fotográfico Puntos de Vertido

1.Contaminación por Formas de Materia
2.Ruido
3.Conclusiones
4.Recomendaciones

1.Captación de las Aguas Urbanas
2.Potabilización
3.Dotación y Consumo
4.Saneamiento
5.Tratamiento y Depuración de Aguas
6.Mantenimiento y Explotación
7.Anexo III: Reportaje Fotográfico Agua

1.Energía Eléctrica
2.Consumo de Combustibles
3.Coste Energético Municipal
4.Conclusiones

PARTE I
1.Estructura Empresarial
2.Análisis Económico Empresarial
3.Actividades Económicas
4.Actividades Empresariales Más Representativas
5.Conclusiones
PARTE II
6.Demanda de Empleo
7.Oferta de Empleo
8.Contratación

1.Demografía
2.Servicios Sanitarios
3.Educación
4.Servicios Sociales
5.Asociacionismo

1.Urbanismo
2.Movilidad Y Transporte

1.Introducción
2.Procedimiento
3.Análisis de los Resultados
4.Plan de futuro
ANEXOS
5.1.Anexo IV: Cuestionario de Medio Ambiente y Sostenibilidad
5.2.Anexo V: Reglamento Foro 21
5.3.Anexo VI: Material de Divulgación

1.Medio Natural
2.Gestión Municipal
3.Análisis de la Actividad Económica
4.Estudio Socio-Cultural
5.Urbanismo, Movilidad y Transporte
6.Opinión y Participación


1.Regulamento Foro 21
2.Acordos Foro 21

1.Plan económico
2.Plan social
3.Plan ambiental
    

 

El estudio del consumo energético en el término municipal de Burela se centra principalmente en el análisis del consumo de energía eléctrica; incluye también un estudio del consumo de combustibles en el Ayuntamiento de Burela.

Si bien, a día de hoy los usuarios de gas ciudad se estiman entorno al 33% de la población, la empresa suministradora del servicio, REPSOL, no nos ha facilitado información precisa para desarrollar un estudio del consumo de gas ciudad en Burela y su potencialidad de expansión.

 

 

1 ENERGÍA ELÉCTRICA

 

5.1.1 Evolución y consumo

La siguiente tabla muestra el consumo energético por tarifas en kWh realizado en el período 98-02 en el término municipal de Burela.

CONSUMO POR TARIFAS DE ELECTRICIDAD DEL CONCELLO DE BURELA (kWh)

TARIFA

1998

1999

2000

2001

2002

1.0

16.895

19.058

13.902

11.731

13.091

2.0

7.236.632

7.510.222

7.695.320

8.420.553

8.495.828

2.0.N

3.488.560

3.707.600

3.042.318

4.131.565

4.092.677

3.0

2.900.266

3.025.318

3.333.252

3.805.100

4.078.734

4.0

773.939

1.008.364

1.401.314

1.239.249

1.237.103

B.0

526.652

641.964

673.476

800.138

775.607

EMP

36.694

40.373

45.504

45.685

47.085

1.1

4.555.986

3.675.521

625.874

240.626

224.950

2.1

5.304.103

3.085.302

 

 

 

TAGA

 

1.044.197

9.806.946

10.600.704

12.045.315

TOTAL

24.839.727

23.757.919

26.637.906

29.295.351

31.010.390

Datos facilitados por BEGA S.A.

  Tal como refleja la tabla existen diferentes tipos de tarifas; la B.O, reseñada en azul corresponde al alumbrado público (B.0). Asimismo, el consumidor puede elegir entre tipos distintos de discriminación horaria, según sus necesidades, destacando la discriminación tipo 0 (nocturna), aplicable a los abonados a la tarifa 2.0. N, que contempla un recargo del 3% durante 16 horas al día y un descuento del 55% durante las 8 horas restantes (nocturnas).

En la siguiente tabla se muestra con más detalle las características de cada una de las tarifas anteriormente reseñadas.

TARIFAS Y ESCALONES DE TENSIÓN

BAJA TENSIÓN

1.0 Potencia hasta 770 W

2.0 General, potencia no superior a 15kW

2.0.N General nocturna potencia no superior a 15 kW

3.0 General

4.0 General de larga duración

B.0 Alumbrado público

EMP Tarifa para empleados de la empresa suministradora

ALTA TENSIÓN

Corta utilización:

1.1 General no superior a 36 kW

Media utilización:

2.1 No superior a 36 kW

TAGA Tarifas de mercado liberalizado (2.1,3.1)

Observando la evolución del consumo energético referido a la tarifa correspondiente, tal como muestra el gráfico siguiente, se constata:

•  La tarifa 2.0, tras un incremento positivo constante en los tres primeros años del período analizado, experimenta un incremento poco significativo en el último año.

•  El consumo energético por tarifa nocturna, 2.0.N, se mantiene constante en los dos últimos años del período analizado, superando el descenso producido en el año 2000.

•  La tarifa 3.0, es la única que incrementa constantemente en los últimos cuatro años.

•  La tarifa 4.0, se mantiene constante después del descenso que experimenta en el 2001.

•  La tarifa correspondiente al alumbrado público, B.0, disminuye ligeramente en el año 2002, tras el incremento que experimenta en el 2001 después de mantener su consumo en el período 99-00.

•  El consumo por tarifa 1.1, experimenta un notable descenso en el año 2000, y aunque en el período 01-02 logra mantenerse constante, es poco relevante.

•  El consumo por tarifa, 2.1, es inexistente desde el año 2000.

•  Especialmente significativo es el auge del consumo por tarifa TAGA, siendo la más representativa de los últimos tres años.

En los siguientes gráficos se puede apreciar con más detalle la distribución porcentual del consumo energético por tarifa en los últimos cinco años.






En los gráficos anteriores queda patente la sustitución de las tarifas 2.1 y 1.1 por la tarifa TAGA.

El consumo energético medio anual en el Ayuntamiento de Burela supera los veintisiete millones de kWh, en el siguiente gráfico queda reflejada la evolución del consumo energético en el período 98-02.

A excepción del año 1999, en el que el consumo energético del término municipal de Burela decrece un 4,36% respecto al año anterior, se constata la tendencia a incrementar el consumo, si bien, la relevancia de dicho incremento disminuye progresivamente tras el fuerte crecimiento del año 2000, donde el consumo eléctrico es superior en un 12,12% al realizado en 1999. El siguiente gráfico muestra con detalle dicha situación.

Estudiando con más detalle la evolución del consumo energético por tarifas, se llegan a los siguientes resultados.

La tarifa nocturna, 2.0 N, sigue una evolución distinta a la media; en este caso el punto de inflexión se sitúa en el año 2000, en el que el consumo energético por tarifa nocturna llega a decrecer en casi un 18% respecto al año anterior.

Tras el fuerte descenso experimentado en el año 2000, destaca su acusado incremento en el año 2001 que no tiene continuidad en el 2002, en el que desciende de forma poco significativa.

Este espectacular crecimiento del año 2000 puede tener sus orígenes en la elección del sistema de calefacción por acumuladores en muchas de las nuevas edificaciones, ya que el 85% del consumo energético en el hogar deriva de la obtención de calor, tal como refleja el siguiente gráfico.

Un análisis especial merece la tarifa EMP, de la que son usuarios los empleados de la empresa suministradora del servicio. Por lo tanto, en este caso, podemos estimar que el número de usuarios de la misma permanece constante.

Tal como refleja el gráfico anterior, el consumo por tarifa EMP no decrece en ningún momento del período 98-02; si bien a partir del año 2001 el incremento de dicho consumo es menos acusado.

El consumo medio energético derivado del alumbrado público se estima entorno a los 700.000 kWh, es decir, el 3% del consumo energético global del término municipal de Burela.

Tal como refleja el gráfico, en el período 98-01 el consumo por alumbrado público tiende a aumentar, solamente en el último año se rompe dicha tendencia.

Los aumentos más significativos de dicho consumo se producen en los años 1999 y 2001 con incrementos respecto a los años anteriores de 21,90% y 18,81% respectivamente. No obstante, en el 2002 logra quebrarse dicha tendencia, ya que dicho consumo disminuye en un 3%.

Para realizar un estudio más detallado del consumo energético es necesario establecer el consumo derivado de los distintos usos:

•  Uso industrial

•  Uso no industrial

•  Uso público o municipal

Según datos del Libro Blanco de la Energía de Galicia, la distribución del consumo gallego de electricidad por uso se corresponde con la reflejada en el siguiente gráfico.

Por tanto, consideraremos que el 86% del consumo energético del término municipal de Burela corresponde al uso de carácter industrial.

Para estimar el consumo energético concerniente al uso público, se toma como punto de referencia los datos de consumo del año 1997, en el que el Ayuntamiento de Burela fue auditado por el Instituto Gallego de Energía (INEGA), y en base al estudio, del mismo instituto, "La Factura Energética en los Municipios Gallegos" se estima un crecimiento anual en dicho consumo del 2%.

Finalmente la diferencia entre el consumo energético global y el consumo derivado del uso industrial y público nos dará la lectura del consumo de uso doméstico.

Por consiguiente, teniendo en cuenta las consideraciones anteriores se han establecido los siguientes consumos por tipo de uso en el período 1998-2002.

DISTRIBUCIÓN DEL CONSUMO ENERGÉTICO
TIPO DE USO
1998
1999
2000
2001
2002

 

kWh / Hab.

kWh / Hab.

kWh / Hab.

kWh / Hab.

kWh / Hab.

Industrial

2590

2462

2736

2995

3147

No Industrial

422

401

445

488

512

Público

127

129

130

132

133

TOTAL

3138

2992

3311

3615

3793

Así pues, el mayor consumo energético en el Ayuntamiento de Burela corresponde al uso industrial que copa el 83% del consumo total.

En el siguiente gráfico se puede observar la evolución del consumo energético según el tipo de uso.

Se constata pues, una mayor variación en el consumo por uso industrial, con un fuerte descenso en el año 1999, coincidente con la disminución de actividad industrial referida en el informe económico elaborado para el Ayuntamiento de Burela.

Los siguientes gráficos muestran con mayor detalle la evolución del consumo energético por uso expresado en kWh / habitante.





Consumo energético municipal

 

La siguiente figura muestra la distribución del consumo energético municipal por tipo de energía y uso de la misma.

 


 

Consumo Energía Eléctrica

  El consumo de energía eléctrica de carácter público o municipal se puede clasificar por su diferente tipo de uso, tal como se muestra en la ilustración anterior.

De todos ellos, el consumo debido al alumbrado público es el más significativo, y estará condicionado en gran parte por el número de habitantes del término municipal.

Los siguientes gráficos muestran la distribución de dichos consumos respecto a: la media municipal gallega, la media correspondiente a municipios con niveles poblacionales comprendidos entre los 20.001-50.000 habitantes, entre los que se sitúa el Ayuntamiento de Burela, y la distribución por tipo de uso en el Ayuntamiento de Burela.



Analizando los gráficos anteriores se constata que el porcentaje de energía destinado al consumo por alumbrado público se aproxima mucho a la media correspondiente a los municipios de 20.001-50.000 habitantes, mientras que la mayor diferencia se da en el caso del consumo debido a las explotaciones de agua y a las agrupaciones escolares.

En el siguiente gráfico se representa el consumo de energía municipal por tipo de uso expresado en kWh/ Habitante en: el Ayuntamiento de Burela, la media gallega correspondiente a municipios con niveles poblacionales de 5.001-20.000 habitantes y la media provincial de Lugo.

Los datos correspondientes al Ayuntamiento de Burela se han calculado a partir del consumo medio del período 98-02.

El alumbrado público en el Ayuntamiento de Burela con un consumo de 88,40 kWh / habitante es muy inferior respecto al consumo medio de los municipios de 5.001 -20.000 habitantes y la media provincial, que llegan a superarlo en 47,20 y 21,5 kWh / habitante respectivamente.

El consumo derivado de las agrupaciones escolares y otras dependencias son los únicos que superan a la media municipal y comarcal.

La gran diferencia en el consumo energético procedente del alumbrado público, se debe sin duda a la peculiaridad del Ayuntamiento de Burela, en el que la población está concentrada en una superficie inferior a los 10 km 2 .

Tal como se refleja en el gráfico siguiente el consumo debido al alumbrado público en Burela se aproxima más a la media establecida para poblaciones de 20.001-50.000 habitantes.

De igual modo, se representa en el siguiente gráfico el consumo eléctrico municipal por tipo de uso y actividad económica preferente; en él, se puede comprobar como el ratio del consumo por alumbrado público y otras dependencias del Ayuntamiento de Burela se aproxima al valor de dichos ratios de los municipios clasificados como industriales.

Destaca el elevado consumo por alumbrado público en los municipios de economía mixta y en los rurales, llegando a superar en un 90% al consumo por dicho concepto en los municipios de carácter industrial.

 

 

 

 








fondo-inicio.gif