1.Residuos Sólidos Urbanos
2.Anexo II: Reportaje Fotográfico Puntos de Vertido

1.Contaminación por Formas de Materia
2.Ruido
3.Conclusiones
4.Recomendaciones

1.Captación de las Aguas Urbanas
2.Potabilización
3.Dotación y Consumo
4.Saneamiento
5.Tratamiento y Depuración de Aguas
6.Mantenimiento y Explotación
7.Anexo III: Reportaje Fotográfico Agua

1.Energía Eléctrica
2.Consumo de Combustibles
3.Coste Energético Municipal
4.Conclusiones

PARTE I
1.Estructura Empresarial
2.Análisis Económico Empresarial
3.Actividades Económicas
4.Actividades Empresariales Más Representativas
5.Conclusiones
PARTE II
6.Demanda de Empleo
7.Oferta de Empleo
8.Contratación

1.Demografía
2.Servicios Sanitarios
3.Educación
4.Servicios Sociales
5.Asociacionismo

1.Urbanismo
2.Movilidad Y Transporte

1.Introducción
2.Procedimiento
3.Análisis de los Resultados
4.Plan de futuro
ANEXOS
5.1.Anexo IV: Cuestionario de Medio Ambiente y Sostenibilidad
5.2.Anexo V: Reglamento Foro 21
5.3.Anexo VI: Material de Divulgación

1.Medio Natural
2.Gestión Municipal
3.Análisis de la Actividad Económica
4.Estudio Socio-Cultural
5.Urbanismo, Movilidad y Transporte
6.Opinión y Participación


1.Regulamento Foro 21
2.Acordos Foro 21
    

7 VEGETACIÓN FLORA Y FAUNA

 

7.1 Introducción  

Antes de empezar a señalar las características de la flora y vegetación de Burela, es necesario que se establezca una diferencia clara entre estos dos conceptos que a menudo suelen ser confundidos.

  • Nos referimos a flora cuando hablamos del conjunto de especies y variedades de plantas de un territorio dado.
  • En cambio hablaremos de vegetación cuando nos refiramos al conjunto que resulta de la disposición en el espacio de los diferentes tipos de vegetales presentes en una porción cualquiera del territorio geográfico

En el estudio de la flora se clasifican taxonómicamente las especies según caracteres morfológicos y genéticos, con esto se obtiene la composición florística de la zona mediante la cual podemos juzgar la riqueza florística y compararla con otras zonas. Además gracias a este análisis florístico se llega también a la localización de taxones endémicos o en vías de extinción y al conocimiento de las áreas de distribución de las diferentes especies.

En el estudio de la vegetación se debe analizar: la composición florística, su distribución y la disposición espacial. La vegetación de una zona se puede describir simplemente delimitando los conjuntos estructurales que la caracterizan o distribuyendo horizontalmente estos conjuntos estructurales (elementos de la vegetación) o verticalmente en estratos de la vegetación ( es decir los niveles sucesivos de altura en que se encuentran las masa vegetales). También para realizar el estudio de la vegetación se pueden analizar otro tipo de características como tipos biológicos, morfológicos, coloración, biomasa u otras que pueden aportar una importante información botánica.

7.2 Vegetación potencial

Se entiende por vegetación potencial de un territorio el conjunto de comunidades vegetales que constituyen las cabezas de serie presentes en dicho territorio y que, en ausencia de actividad humana, deberían constituir su cubierta vegetal. Por lo general la vegetación potencial suele estar integrada por comunidades climácicas de carácter climatófilo (zonales) y edafohigrófilo (azonales).

La vegetación potencial zonal de la localidad de Burela corresponde al bosque caducifolio típico de la Europa Atlántica, este es una formación arbolada de elevada diversidad específica y con predominio de caducifolias, aunque presenta también algunos geoelementos laurifolios y subesclerófilos.

Concretamente se incluye dentro del piso colino de la península Ibérica al que pertenecen territorios costeros, valles y montañas desde el mar hasta los 300 a 400 m de altitud.

Dentro de este piso se engloban la serie de los robledales colinos y colino-montanos acidófilos cantabroatlánticos.:

  • Serie colino-montana galaico-asturiana acidófila del roble (Quercus robur).. Este corresponde en su etapa madura o clímax a un bosque cerrado en el que es dominante el roble de hoja sésil o carballo (Quercus robur). Este se desarrolla sobre los suelos silíceos en todas las exposiciones, pero no soporta una hidromorfía o encharcamiento prolongado, ya que en tales casos cede ante las alisedas (Alno-Umion:Scrophulario pyrenaicae-Alnetum) o fresnedas mixtas con robles y avellanos (Carpinion: Polysticho-Fraxinetum excelsioris)
  • Los piornales que sustituyen a los robledales acidófilos galaico-asturianos llevan gran cantidad de brezo (Erica arborea), helecho común (Pteridium aquilinum ), xesta blanca (Cytisus striatus), escoba negra (Cytisus scoparius) y tojos (Ulex europaeus), a los que se une Cytisus ingramii en los suelos sobre anfibolitas en el subsector Galaico-Asturiano septentrional (Ulici europaei-Cytisetum ingramii, Cytisenion striati, Genistion polygaliphyllae).

La localidad de Burela se encuentra dentro de una faciación o subserie colina de Laurus nobilis de áreas muy oceánicas. Este tipo de comunidades recibe en Galicia el nombre de fragas o carballeiras. Domina en estas formaciones el carballo (Quercus robur), pero también aparece el cerqueriro (Quercus pyrenaica) y carballo albar (Quercus petraea ) aunque este último muy localizado. El castaño (Castanea sativa ) se mezcla con las otras especies de las fragas, pero no quedan masas monoespecíficas (sotos) importantes. De las fagáceas esclerófilas sólo esta representado el sobreiro (Quercus suber) , aunque muy localizado y escaso.

También encontramos zonas a las que corresponde una vegetación potencial azonal, como por ejemplo las turberas o brañas, galerías de ríos y arroyos, roquedos, dunas marinas y playas, etc. En estos casos las comunidades vegetales que aparecen son muy similares a las localidades con parecidos condicionantes mesológicos.

Como en gran parte de Galicia, en el territorio al que nos venimos refiriendo, el bosque autóctono ocupa solamente una pequeña parte del área que le corresponde y además esta muy degradado y degenerado. A través de los siglos ha cedido superficie para pastizales, cultivos, etc., superficie que hoy se encuentra cubierta de matorrales en mayor o menor medida según el distinto grado de abandono de estos.

El terreno ocupado por esas comunidades subarbustivas y/o herbáceas (helechares, retamares, brezales) se viene repoblando desde hace varias décadas con especies arbóreas foráneas de crecimiento rápido o lento con el fin de aprovechar la elevada productividad forestal que esta zona tiene.

Como consecuencia las formaciones vegetales que mayor carácter imprimen al paisaje son pinares (Pinus pinaster, Pinus radiata y Pinus sylvestris ) y eucaliptales (Eucalyptus globulus) dándose un mayor predominio de los pinares respecto de los eucaliptales.

Unidades Vegetación potencial típicas de la localidad de Burela.

 

 

7.3 Unidades de vegetación actual

Las principales unidades de vegetación actual que hemos identificado a lo largo del Ayuntamiento de Burela son las siguientes:

  1. Labor intensiva sin arbolado.
  2. Mosaico de praderas y cultivos
  3. Matorral sin arbolado
  4. Superficie arbolada con especies forestales.
  5. Improductivo.

 

  • Zonas de labor intensiva sin arbolado

Los cultivos y las alternativas corresponden a un policultivo de subsistencia con progreso hacia la ganadería vacuna y los cultivos en que esta se apoya. La alternativa es común en toda la región, en primavera se siembra patata o maíz y en otoño cereal para grano o pradera con una duración de tres a cinco años.

Si se ha plantado cereal, en el verano siguiente este se levanta y se siembran nabos forrajeros solos o con alcacer de trigo o centeno al que suelen dar dos cortes uno a finales de otoño y otro en primavera mientras que los nabos se aprovechan paulatinamente durante el invierno.

En primavera se levantan los nabos y la pradera para recomenzar el ciclo. En la superficie que queda libre durante el invierno se aprovecha el pasto espontáneo mediante pastoreo. Estas zonas de labor intensiva aparecen en Burela situadas muy próximas al casco urbano y son prados de siega generalmente de poca extensión situadas preferentemente en los bordes de los ríos y arroyos o en otros lugares en los que la capa freática es alta al menos durante gran parte del año.

 

  • Mosaico de praderas y cultivos

Muy escasos son los prados verdaderamente naturales, siendo más frecuente aquellos en los que las comunidades herbáceas se mantienen debido a las continuadas actuaciones antrópicas (riegos, fertilizaciones, pastoreo, siega, destrucción de especies leñosas invasoras, etc.)
Estos aprovechamientos surgen de la imposibilidad de separar a escala de trabajo las praderas y los cultivos.
Una mancha de esta asociación aparece en el oeste del Concello de Burela en la cual tenemos una cobertura del 60% de pino marítimo y de un 40% de pradera.

 

  • Matorral sin arbolado

Son formaciones muy abundantes en todo el área, generalmente constituyen etapas seriales del bosque climático caducifolio y representan situaciones de degradación más o menos avanzada.
En algunos casos concretos, matorrales de roquedos próximos al mar por ejemplo, pueden constituir vegetación potencial azonal. Son comunidades que se estabilizan debido a fuegos periódicos, roturaciones, pastoreo, rozas, etc., y están constituidas fundamentalmente por especies pirófitas y acidófilas entre las que suele predominar las de ericifruticeta, genistiformes y con cladodios espinosos. La vegetación arbustiva de estas zonas de matorral está constituida principalmente por tojo y brezo.,calluna y muy poco Sarothamnus.

Los tratamientos y las circunstancias locales climáticas y/o edáficas pueden favorecer la ruptura de la continuidad del matorral, apareciendo intercalados pastizales, helechares, etc.

También podemos considerar como matorral los suelos Marsch costeros con su vegetación propia de saladares húmedos entre la que se incluyen: Statica limonium, Salicornia herbácea, Aster tripolium, Polipogon maritimus...

Estas zonas de matorral costero aparecen en Burela divididas en dos manchas,una de ellas situada a la altura de la Ensenada de Arca y la otra a la altura de la Ensenada de Portelo.

Si existe arbolado en esta zona no supone más del 5% de la cobertura de su fracción de cabida cubierta.

Su aprovechamiento es como cama de ganado y abono orgánico.

 

  • Superficie arbolada con especies forestales

La zona considerada presenta una elevada productividad forestal por lo cual muchos montes han sido repoblados con especies de crecimiento rápido entre las que destacan el pino marítimo(Pinus pinaster),pino insigne(Pinus radiata),pino albar(Pinus sylvestris), en menor medida, y eucalipto (Eucaliptus globulus) estas superficies representan más de la mitad de la cobertura del territorio y han suplantado en gran medida a las especies potenciales de la zona que pertenecen al típico bosque caducifolio eurosiberiano (en el cual aparecen especies como el cerqueiro( Quercus pyrenaica), el carballo albar( Quercus petraea), el teixo(Taxus baccata), abedul(Betula celtiberica), castaño (castanea sativa)..... ) que ha quedado reducido a pequeñas manchas de carballeiras o fragas, debido sobre todo a fuegos y roturaciones, que se han ido arrinconando en las húmedas vaguadas y en las laderas escarpadas. no apareciendo en el territorio de Burela ninguna mancha representativa de estos bosques caducifolios.

La mayoría de los terrenos forestales en los que desapareció el castaño debido a la enfermedad de la tinta, o dejaron de utilizarse para cultivo de cereales (cavadas o estivadas), rozas de matorral, aprovechamiento de leñas y pastoreo, son en la actualidad pinares o eucaliptales.

Las repoblaciones con pino albar (Pinus sylvestris) no están siendo del todo efectivas debido a varias razones; en algunos casos se han hecho las plantaciones en altitudes bajas para esta especie y en localidades con fuertes vientos marinos, que dan lugar al achaparramiento y portes abanderados, en otros las procedencias no parecen las más adecuadas dada la mala adaptación, en algunas zonas los incendios o el pastoreo incontrolado han hecho fracasar las repoblaciones por lo que no se observan masas de pino albar en la zona de Burela.

Se han descrito doce tipos de aprovechamientos de los que cinco están formados por una sola especie arbórea( pino marítimo, insigne, eucalipto, roble y aliso) y el resto por asociación de dos especies.

En el Ayuntamiento de Burela aparecen los siguientes dos tipos de aprovechamientos:

 

  • Masas de Pino marítimo

El pino marítimo (Pinus pinaster)es la especie más utilizada en las repoblaciones forestales) este pino es la especie más representada a lo largo del territorio de Burela, estas masas pueden considerarse puras pues los árboles de otras especies incluidos en ellas no tienen importancia.

En el territorio de Burela aparecen una gran masa de pino marítimo que se dispone al sudeste limitando con el Ayuntamiento de Foz., en esta mancha de pino marítimo predomina el latizal y la cobertura es de aproximadamente del 90%.

También aparecen otras estirpes arbóreas o arbustivas, que no forman masa y se pueden encontrar como pies aislados, formando pequeños rodales, en setos, etc, por ejemplo cabe citar Acacia melanoxylon (parte costera), Acacia de albata (costa), Prunus laurocerasus (setos y asilvestrado en fragas), Escallonia rubra (setos), Ligustrum vulgare (setos), Myoporum laetum (setos), Juglans nigra (fincas de cultivos en pueblos), Robinia spseudacacia (asilvestrada), Cupressus lusitanica (Monte rego Oscuro en San Martin de Mondoñedo), Chamaecyparis lawsonniana, Eucalyptus viminalis y E.resinifera (Riberas de Sor).

Las formaciones de Pinus pinaster se incluyen en la subasociacion Ullici europaei-Ericetum cinereae pinetosum pinastri . Su comportamiento es el de añadir un dosel arbóreo al matorral de ericifruticeta sobre el que estas repoblaciones se suelen realizar.

En el sotobosque se mantienen esas comunidades de tojal-brezal conservando la diversidad especifica y la estructura. En pinares de Pinus pinaster de Monte Forxas , Monte Roza dos Abieiros , Chavín , Monte Rego Oscuro y Rebeiras do Sor , hemos anotado entre otras, las siguientes especies:

Castanea sativa

Ulex europaeus ssp.europaeus

Quercus robur

Pteridium aquilinum

Eucalyptus globulus

Daboecia cantabrica

Erica cinerea

Potentilla erecta

Hypericum perforatum

Brachypodium sylvaticum

Betula celtiberica

Polypodium vulgare

Laurus nobilis

Blechnum spicant

Teucrium scorodonia

Lithodora prostrata

Agrostis curtisii

Rubus sp.

Calluna vulgaris

Clinopodium vulgare

Erica arborea

Lonicera periclymenum

Smilax aspera

Ruscus aculeatus

Galactites tomentosa

Physospermum cornubiense

Pseudarrhenatherum longifolium

Erica mackaiana

Molinia coerulea

Erica ciliaris

Frangula alnus

Salix atrocinerea

Alnus glutinosa

Ilex aquifolium

Asphodelus albus

 

Estas zones de pino marítimo ( Pinus pinaster) se utilizan como zonas de obtención de madera , los turnos de corta son de unos 25 años ( aunque estos turnos tienden a disminuir debido al auge de la demanda maderera), esta madera se aprovecha para envases, tarimas, encofrados, pastas celulósicas.

 

  • Masas de pino marítimo y eucalipto

La composición de estas masas es muy irregular(aparecen pies de diferentes clases de edad) ambas especies se encuentran asociadas y en mosaico. Las repoblaciones de pino marítimo son naturales y las de eucalipto implantadas y en algún caso rebrote de cepa. Generalmente la fracción de cabida de ambas especies es del 70%. En Burela esta formación es la mayoritaria y forma una matriz a lo largo de todo el territorio entre la cual se sitúan las manchas de las demás asociaciones de la zona.

Se puede considerar que la cobertura de esta superficie es de un 70% de pino marítimo y de un 30% de eucalipto aunque estos datos son variables, encontrándose zonas donde el eucalipto es predominante.

Masas mixtas de Eucalyptus globulus y Pinus pinaster aparece un estrato inferior arbóreo con Quercus robur, Betula celtiberica, Quercus pyrenaica, Castanea sativa, Fraxinus excelsior, Frangula alnus, Salix atrocinerea , Arbutus unedo. En el estrato subarbustivo entran Erica arborea , E. mackaiana, E.cinerea, E.umbellata, Calluna vulgaris, Daboecia cantabrica, Smilax aspera, Smilax mauritanica, Clinopodium vulgare, Tuberaria globularifolia, Daphe gnidium

 

  • Improductivo

Las pequeñas manchas de terreno improductivo que aparecen están formadas por el núcleo urbano de Burela, por suelos alcanzados por la marea de manera intermitente en la zona de costa y por dos antiguas canteras abandonadas.

 

 








fondo-inicio.gif